Conservar la yerba mate en este tipo de productos ayuda a que esta no se maltrate ni aplaste. Recordemos que la yerba mate esta compuesta por tres elementos: hoja, palo y polvo. Cuando la mantenemos en su paquete original por gravedad el polvo cae al fondo, en cambio al guardarla en estos contenedores nos permite agitarla suavemente antes de verterla y de ese modo incorporar mejor todos los elementos.

La yerba mate es muy sensible a los olores, por lo mismo te recomendamos guardarla lejos de especias y aromas intensos.